By | noviembre 11, 2020
Diligent Robotics obtiene la subvención para lograr crear a Moxi, el cobot enfermero

Automatizar ciertos procesos en el sector sanitario es una necesidad importante, tal y como se está demostrando en la crisis del coronavirus que nos acecha. El personal médico está trabajando bajo estrés, con jornadas maratonianas y lo que es peor aún, en España el 10% de los infectados por el Covid-19 afectan al equipo sanitario.

Os enseñamos a Diligent Robotics, una empresa de robótica que está finalizando el diseño de un robot que pretende ser el asistente perfecto dentro de un hospital.

El robot se llama Moxi y justamente ha sido producido para realizar de manera autónoma funciones de transporte y entrega de instrumentos que liberen la carga de trabajo de las enfermeras.

Diligent Robotics es una ingeniería de robótica estadounidense con sede en la ciudad de Austin, en Texas. Fue fundada en 2017 por Vivian Chu y Andrea Thomaz, las cuales ejercen de CEO en la actualidad. Desde el principio se han centrado en el desarrollo de soluciones inteligentes para hospitales, como son los robots de servicios o sistemas de manipulación móvil.

El objetivo principal es proporcionar sistemas que permitan optimizar el tiempo de las enfermeras y de los auxiliares clínicos. Para lograrlo necesitan realizar equipos de trabajo en los que convivan humanos y robots. En realidad, es una apuesta por ofrecer una alternativa que les libere del trabajo tedioso y repetitivo, de modo que les permita a los enfermeros destinar su tiempo en las tareas que ocasionen más valor a su trabajo.

El robot destaca por ser colaborativo, apto para trabajar en entornos rodeado de humanos y absolutamente autónomo. Moxi incorpora un sistema de Inteligencia Artificial compuesto por algoritmos instruidos a través de Machine Learning. Gracias al sistema, aprende a agarrar y a emplear objetos nuevos en distintas situaciones.

Cuenta con una base móvil que pertenece a la empresa Feth Robotics. Para coger las piezas utiliza un brazo robótico diseñado por Kinova y dispone en su extremo de una pinza para robot de dos garras producido por Robotiq.

Un paso fundamental para poner en el mercado a Moxi era conseguir una subvención lo suficientemente potente para empezar su construcción. Y por suerte lo han obtenido. En octubre de 2019 obtuvieron 3 millones de dólares de DNX Ventures. Sin embargo, la semana pasada Diligent Robotics ha hecho público que han logrado alcanzar la ansiada cifra de 10 millones de dólares. Evidentemente es una gran inversión que acelerará la comercialización de su proyecto.